Aparatos dentales eléctricos

El nuevo sistema odontológico desarrollado por una compañía israelí promete acortar el tratamiento diario y lo hace sin dolor durante la noche. Según los desarrolladores, la investigación médica muestra que esta fuerza es más saludable y eficiente que la aplicación constante de presión, como en otros métodos. 

Israel desarrolló un nuevo sistema que promete acordar el tratamiento odontológico diario y hacerlo sin dolor durante la noche. La nueva tecnología desarrollada por Israelí Aerodentis corrige a los dientes a través de una suave fuerza de presión que mueve las piezas dentales gradualmente durante el sueño.

Según los desarrolladores, la investigación médica muestra que esta fuerza es más saludable y eficiente que la aplicación constante de presión, como en otros métodos.

La fuerza que hace presión, determinada de un modo computarizado por el odontólogo, facilita la circulación sanguínea en el tejido que está debajo del ligamento periodontal entre la raíz y el maxilar, y evita complicaciones relacionadas con la aplicación de presión constante, como infecciones y dolor.

El sistema es un molde termo plástico a medida producido por hojas de ortodoncia con tecnología al vacío usando imágenes 3D y fabricaciones CAD/CAM. Se amolda a los dientes del paciente con un globo de silicona integrado conectado a una consola. Éste alberga el sistema electrónico y de aire, y un sistema de presión que mide y controla el nivel de la fuerza de pulsación electrónica en tiempo real.

La unidad de control monitorea el curso del tratamiento a través de una pequeña tarjeta, para que cuando el paciente llegue para un examen, el médico pueda sacar los datos y programar el resto del tratamiento según el progreso hecho y sus necesidades.