El cepillo de dientes que habla con el contador de gas

En pocos meses se venderán en las tiendas y llevan sensores y chips de comunicación para interaccionar con una aplicación del teléfono móvil

El cepillo de dientes que habla con el contador de gas

En la feria de móviles MWC las cosas más insólitas se vuelven inteligentes. Es grato descubrir que no se trata de futuribles o de prototipos de feria diseñados para presentar un concepto de marketing, son realidades en fase de despliegue.

Ya hay cepillos de dientes eléctricos de una conocida marca que en pocos meses se venderán en las tiendas y que llevan sensores y chips de comunicación para interaccionar con una aplicación del teléfono móvil. De esta forma se puede mejorar la higiene bucal optimizando los movimientos de cepillado según el método que nos haya indicado nuestro odontólogo. O se pueden crear juegos de cepillado que incentiven a los niños a desarrollar buenos hábitos.

También son conocidas las iniciativas para poner inteligencia en el consumo eléctrico como por ejemplo lo que se ha llamado electricidad 2.0. En el MWC hemos encontrado este concepto aplicado a todo tipo de energía en una maqueta del importante proyecto ganado por O2, filial de Telefónica en el Reino Unido. El contrato consiste en conectar nada menos que 53 millones de contadores de gas y electricidad a lo largo de 15 años y por un valor cercano a 1.800 millones de Euros.

No es exactamente que los cepillos de dientes vayan a hablarse con los contadores de gas de una forma espontánea, pero lo cierto es que esta nueva tendencia tecnológica que se denomina “Internet de las cosas” es una ola creciente que está creando oportunidades y va a modificar la forma en que vivimos y nos relacionamos.